ÚLTIMA HORA

martes, 6 de julio de 2021

El aumento de importaciones de granos básico, grave retroceso de la 4T en la política agropecuaria



  • La falta de incentivos de la Sader afecta a más de 2 millones de pequeños productores de 10 estados, entre ellos Veracruz: Reyes Fausto


Irineo Pérez Melo


El aumento de las importaciones de granos básicos, significa un enorme retroceso en las expectativas de los pequeños productores para superar la crisis originada por el confinamiento a que obligó la pandemia del COVID-19 durante 2020 y que impacta a quienes se dedican al cultivo de maíz blanco y amarillo forrajero, soya, algodón, aceite, trigo y frijol, entre otros. 


Esto lo señaló Moisés Reyes Fausto, secretario general de la Confederación Campesina Cardenista (CCC) en el estado de Veracruz, quien dijo que aunado a lo anterior el sector primario sufre de falta de incentivos por parte de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) para paliar la crisis que afecta a más de 2 millones de pequeños productores de los estados de Veracruz, Edomex, Sinaloa, Jalisco, Michoacán, Guerrero, Puebla, Chiapas, Guanajuato y Chihuahua. 


En entrevista, el dirigente campesino expuso que paralelamente al aumento de las importaciones de granos básicos, se ha registrado en los últimos dos años, una caída en la producción nacional de estos productos de consumo generalizado. 


Con datos del Servicio de Información Agropecuaria y Pesquera (SIAP) de Sader, en los primeros cuatro meses del presente año, la producción de maíz disminuyo en 2 por ciento, sorgo, trigo y fríjol, 6.8, 6.1, y 3.7 por ciento respectivamente, puntualizó. 


“A esto le agregamos las sequías en 3/4 partes del Territorio Nacional, lo que impacto principalmente al sector agroalimentario y a los más de 2 millones de pequeños productores que se ubican en ese sector tan vulnerable, así como a los recortes a programas del campo, han abonado a que la producción de granos haya disminuido en los últimos 2 años”, subrayó. 


Destacó que en los 3 paquetes económicos que ha elaborado el Gobierno de la 4T, el presupuesto para el campo se redujo en 40%, lo que ha afectado programas como los de precios de garantías, infraestructura y productividad en el país. “Ni los precios de garantía ni los de productividad ha logrado que el productor aumente sus rendimientos de cosecha", resaltó.  


En ese tenor consideró que se requiere pasar del “discurso de autosuficiencia alimentaria" y del presupuesto miserable, a una política agresiva, con recursos presupuestales que permitan impulsar la productividad de regiones que, como Veracruz, tienen las condiciones para fortalecer la producción agroalimentaria de México. 


Sin embargo, admitió que la Sader en su diseño de programa emergente para paliar los efectos de la sequía en el territorio nacional que dará a conocer próximamente, en su “visión de ciego y miope", pretende dejar fuera de estos apoyos a los productores veracruzanos, los cuales aparte de haberlos afectado la sequía en la mayor parte del territorio, pasaron una sequía presupuestaria con solamente un presupuesto de 67 millones de pesos mal aplicados durante 2020, para atender un sector que aporta casi el 7 por ciento del PIB nacional 

El gobierno del estado de Veracruz, debe ejercer presión ante la Federación para que los productores veracruzanos formen parte del Programa emergente para atender la agricultura y la ganadería de los pequeños productores, que son los que más han sufrido las carencias de la falta de políticas de apoyo al campo que nos ofrecieron en 2018, y que aún nos siguen debiendo, concluyó.

Publicar un comentario

 
Diario Controversia © • Desarrollo web por HoobWeb