ÚLTIMA HORA

miércoles, 28 de octubre de 2020

Organizaciones sociales y campesinas piden al gobierno federal suspender el pago de la deuda pública



  • Esto sería por lo menos dos años y renegociarla para que se pueda contar con recursos suficientes para atender demandas de obras y servicios públicos


Irineo Pérez Melo


Ante los problemas sanitarios y de crisis económica que enfrenta nuestro país, organizaciones campesinas y sociales se sumaron a la iniciativa de suspender el pago de la deuda pública externa y declararse en moratoria, por un periodo de dos años y renegociarla para que el gobierno federal cuente con recursos suficientes para brindar obras y servicios a los mexicanos. 


En conferencia de prensa virtual convocada por el Movimiento Campesino Veracruzano #ElCampoEsDeTodos, se dio a conocer el posicionamiento de organizaciones campesinas, indígenas y de productores sobre la iniciativa impulsado por la Promotora por la Suspensión de Pago de la Deuda Pública, y renegociarla, como lo han realizado con mucho éxito, países como Ecuador y Argentina. 


José Luis Hernández Ayala, representante de la Promotora por la Suspensión por el pago de la deuda pública, dio a conocer que con los 750 mil millones de pesos que se pagan anualmente por concepto de intereses, se podrían dedicar para obra pública, impulsar la economía, apoyar a las pequeñas y medianas industrias, pagar una renta básica universal y otras acciones que pueden ser en beneficio de la población y que efectivamente que permitan la reactivación de la economía. 


Luego de dar a conocer que el gobierno de México ha tenido una política acertada de no pedir más deuda, sin embargo, ésta está aumentando por los efectos de la devaluación y de la caída en la producción, así como por los convenios suscritos con los organismos internacionales. 


De esta manera, dijo, de los 10.5 billones de pesos que se tenían de deuda a diciembre de 2018, se prevé que para este 2020 se llegue a 12.6 y para el 2021 hasta los 13.4 billones de pesos y que representa en términos del porcentaje del Producto Interno Bruto significa que en el 18 representaba la deuda un 44.8% y para el 21 puede llegar al 54.7. 


Explicó que nuestro país no ha resentido todavía los efectos de este incremento, por las medidas que se han adoptado por los organismos financieros mundiales, quienes han mantenido interesa con tasa cero a los préstamos otorgados y una inyección masiva en los circuitos financieros internacionales que le han dado liquidez, lo que ha generado que muchos capitales del norte estén comprando títulos de deuda de los países del sur. 


“Esto ha evitado que la crisis estalle con fuerza, pero esas medidas están sostenidas con alfileres, que en un momento dado, por la quiebra de un banco o la caída de una Bolsa de Valores de algún país, podría desatar una catástrofe, afectando a los países en desarrollo como México (que tiene una caída de casi -10%), debido a la caída en la producción”, añadió. 


Ante este escenario delicado y preocupante “debemos anticiparnos antes de que estalle la crisis y proponer y poner en la mesa de debates qué hacer ante esta situación y no queda otra más que una declaratoria de una moratoria de pago de por lo menos dos años, bajo el argumento de que México vive una situación extraordinaria producto del COVID-19, lo cual justifica la renegociación de la deuda pública”, subrayó. 


Insistió en plantear la moratoria y paralelamente realizar una auditoría, “porque mucha parte de esa deuda es inmoral e injustificada como la del Fobaproa, junto con el rescate carretero, de los ingenios azucareros, implican la posibilidad de desconocer esta deuda pública y de manera paralela, interponer denuncias penales contra los que lo llevaron a cabo”. 


 


Deuda externa tiene efectos negativos  


para el desarrollo nacional: Luis Gómez 


En su oportunidad, Luis Gómez Garay, secretario general del Comité Ejecutivo Nacional de la Unión General Obrera Campesina y Popular (UGOCP) al dar a conocer el posicionamiento del Movimiento Campesino El Campo es de todos, dijo que dicha deuda externa del sector público representa un poco más del 50% del PIB del país, la doceava economía del mundo 


Destacó que dicha deuda de alrededor de los 305 mil millones de dólares, tiene un efecto negativo para el desarrollo nacional, sometiendo a las finanzas de la nación a una gran presión financiera que impide que nuestro país invierta en sectores estratégicos de la nación y logre potenciar su desarrollo económico a favor de los mexicanos. 


“Ningún país está en condiciones de crecer y dar vida digna a sus ciudadanos con esta pesada carga en sus espaldas. Menos en el marco de la emergencia sanitaria provocada por el COVID en este año, que genera una fuerte la escasez de recursos para atender la salud de los mexicanos”, agregó.  


Señaló que esta permanente y creciente sangría de recursos públicos implica un gran freno a los recursos disponibles para el desarrollo nacional.  


En ese contexto, dijo que el Movimiento Campesino #ElCampoEsDeTodos comparte el planteamiento realizado por la Promotora Nacional para suspensión del Pago de la Deuda Externa de Suspensión de esos pagos considerando que hoy en día el pago de la Deuda Externa Pública del Gobierno Federal y sus Empresas Productivas representan un obstáculo para el desarrollo de la nación. 


“Debe procederse a la suspensión de pagos para reorientar esos recursos al desarrollo nacional, revisar la moralidad de esos adeudos, que en nuestra opinión se han pagado ya varias veces y revisar las obras y acciones realizadas con esos recursos para hacer transparente su aplicación”, añadió por último.  


En su participación, Moisés Reyes Fausto, secretario general de la Central Campesina Cardenista (CCC) en el estado de Veracruz, hizo un llamado a todos los sectores productivos a sumarse a esta iniciativa para exigirle al gobierno de Andrés López Obrador, porque de persistir la crisis económica y sanitaria en el país, no habrá recursos suficientes para atender la contingencia que se vive. 


Consideró que es necesario atender este llamado para estar en condiciones de atender la renegociación de los pagos y servicios de la deuda, sobre todo por la escasez de los recursos y la caída de los impuestos que tiene nuestro país, generado por la pobreza y7 falta de empleo de la población, por lo que no puede haber un pretexto para decir que no se puede poner en mesa de la discusión este asunto. 


Finalmente, se dio a conocer que este tema ya fue puesto del conocimiento de los diputados a través de la diputada federal morenista Edith Castañeda, por lo que los urgieron a tomar las medidas correspondientes, “porque es una bomba que va a estallar” si no se atiende de inmediato. 

Publicar un comentario

 
Diario Controversia © • Desarrollo web por HoobWeb