ÚLTIMA HORA

martes, 10 de septiembre de 2019

Continúa desmoronándose el poder de los Yunes


MA. DEL CARMEN LORENZO HERRERA

Desde que perdió la Gubernatura el llamado “Chiqui Yunes”, Miguel Ángel Yunes Márquez comenzó a mostrarse que el poder de los Yunes se desmoronaba y es que el abuso de poder, soberbia y malas acciones que han cometido sobre todo, el padre de éste, Miguel Ángel Yunes Linares una vez que llegó a ser Gobernador, les sigue cobrando facturas.

Si bien la gente depositó la confianza en ellos, los encumbró en el poder y subieron como la espuma, los despidos en las oficinas que hizo sin ton ni son el Yunes mayor, Miguel Ángel Yunes Linares, despidiendo a todo lo que oliera a Duarte una vez que obtuvo el poder, son acciones que hasta hoy no se olvidan.

La derrota de Miguel Ángel Yunes Márquez les dolió tanto porque la sentían en la bolsa la gubernatura por esa falta de humildad que los caracteriza y que les ennubla la razón y desde luego los pierde.

Luego por fin la bancada de Morena en el Congreso del Estado logró destituir al amiguísimo del ex Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, el nada eficiente, Jorge Winckler Ortíz, de la Fiscalía General del Estado.

Tema que se dio ya como una lucha de poder entre el Gobernador y los diputados de Morena con los Yunes que lucharon contra viento y marea para que sólo por “capricho” siguiera Winckler al frente pero eso tampoco les resultó.

Porque se movió la maquinaria Morena y sus alfiles y se salieron con la suya destronándolo de la Fiscalía, otra derrota más para el poder y el ego Yunista.

Y ahora para acabar de desmoronarlos su misma militancia le dio un revés al no votar la mayoría a favor del candidato a la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional, José de Jesús Mancha Alarcón, mismo al que manejaban a su voluntad para mantenerse posesionados del partido de acuerdo a intereses.

Con el que soñaba que quedaba nuevamente al frente de la dirigencia y con ello tenía en la bolsa la candidatura para buscar otra vez la Gubernatura de Veracruz.

Pero no solo eso sino que como era mucha su ansia de seguir siendo el mandamás de ese instituto político acusó de traidores a los que apoyaron al también panista, Rosendo Joaquín Guzmán Avilés quien de manera apabullante contra Mancha, fue quien salió victorioso en esa contienda.

Ahora en los próximos días veremos si con la colita entre las patas, acudirá a darle la felicitación por su triunfo a Guzmán Avilés o se mantiene en su posición del encono.

Veremos si es buen político o sigue siendo un hijo de papi, de demostrar lo primero acudirá o reconocerá públicamente el triunfo de Guzmán Avilés pero si hace lo contrario, más que nada por soberbia, otro sueño más quedará solo en eso, sueño.

Publicar un comentario

 
Diario Controversia © • Desarrollo web por HoobWeb