ÚLTIMA HORA

viernes, 24 de marzo de 2017

Crucero Político

El crimen dentro de la casa
Y los capos siguen mandando
¿Mario Aburto fue el asesino?

CUANDO EN LAS PRADERAS ANDA LA MANADA DE LOBOS, CUALQUIER OVEJA PELIGRA DE CAER EN LAS FAUCES DE ELLOS. J. L. L. O. 24/03/17

Veracruz, Ver. Mx. Caía ya la tarde ese 24 de Marzo de 1994 cuando la notica sacudió a los mexicanos, el candidato a la presidencia por el PRI había sido baleado Lomas Taurinas, en la ciudad de Tijuana, para, momentos después confirmar su deceso en un hospital de esa localidad. ¿Su pecado?, haber visto el México que los políticos quieren ignorar, que niegan exista y jamás aceptarán que, por su corrupta forma de hacer gobierno más de la mitad de los mexicanos estamos sumidos en la miseria. Luis Donaldo Colosio Murrieta tuvo que salir de su mundo, darle la vuelta al vecindario y así, percatarse que no todos tenían la cómoda vida que él tenía en su palacio, que afuera ese palacio rodeado de los grande jefes de éste corrupto gobierno existía un pueblo con hambre y con frio, pero sobre todo con la sed que solamente puede saciar la auténtica HONESTIDAD del gobierno, eso fue lo que Colosio vio afuera de los palacios a donde le llevaban sus compañeros del partido en el poder, viendo la verdadera situación por la que, hasta la fecha, pasa el pueblo mexicano mientras todas las castas políticas se llenan del oro de México. Que conste que exponemos TODAS porque no existe en éste país un solo partido en el cual su componente humano tenga vergüenza y en verdad quiera un bienestar para el pueblo, tuvimos oportunidad de conocer a Colosio antes de ser el candidato priista, fue en nuestro puerto de Veracruz, el entonces ejecutivo estatal interino Dante Delgado lo llevo a conocer la obra de lo que después sería el lujoso y bello ACUARIO de Veracruz, pero por aquellos días aún caminaba en nubes de algodón y sentía el halo de los dioses, es decir, estaba impregnado por la sabia de la gran corte real a la que pertenecía, de ahí que, nuestro primer encuentro fue casi del chongo, Dante se dio cuenta e inmediatamente intervino, pero alcanzamos a decirle al aún no candidato que se bajará de su nube y mirara el auténtico México, le verdadero y no el que sus compinches le hacían ver, no respondió, ante mis palabras me miró como ido, sin coraje, pensado que mis palabras eran sin duda algo cierto que él había ignorado hasta esa fecha. Vino después la unción en la capital del País, en la sede del priismo nacional, para ello nos habíamos ido al acto del cual nos salimos antes de terminar, pero para tratar de ver cual vehículo sería el del candidato, vi dos iguales y pensé alguno de ellos sería, acercándome al conductor le pregunte si esa era la del candidato y, cuál fue mi sorpresa que, de adentro una voz dijo mi nombre invitándome a pasar, era Don Luis Colosio, padre del ya entonces candidato, y a mi asombro me dijo, yo soy el padre del Luis Donaldo y ella es mi hija, desde que usted puso en su lugar a mi hijo allá en Veracruz, tenemos en Magdalena de Aquino sus escritos y comentarios de radio, por su voz mi hija lo reconoció, me dijo que su hijo le decía todas las situaciones que iba pasando y la Veracruz se la dijo, que él, su padre, le dijo que bueno fue que en Veracruzano le pusiera en su lugar ya que son como ellos, francos y directos.
Me invitó a irme con ellos al hotel donde se hospedaban ya que el candidato tenía que irle a alcanzar allá, así fui con el padre y hermana, poco antes de las tres de la mañana se abre la puerta y entra Luis Donaldo, quedando de frente a mí e inmediatamente me saluda con apretón de manos diciéndome que y su padre le había comentado el motivo de mi visita lo que le parecía muy buen proyecto, el cual era hacer un diario de circulación nocturna, que solo en Argentina existía algo igual, que si el voto le favorecía mi proyecto lo haríamos con toda la forma, pero que mientras tanto empezara con una revista, que fuera al PRI a las nueve de mañana para ver a Fernando Ortiz Arana quien era el presidente del nacional del PRI, así lo hice y, en punto de las 9 AM estaba allí, a la puerta estaba mi buen amigo Juan Maldonado Perera quien me introdujo a la oficina de Fernando, diciéndome éste que ya el candidato le había instruido el motivo de mi visita y, que el proyecto le había interesado a Colosio, que hiciera mientras la revista, dándome un cheque y Juan Maldonado me pidió le endosara el cheque que él iría a cobrar, así lo hice volviendo después Maldonado con el efectivo el cheque, naciendo en ese entonces su revista Crucero Político dándole a Colosio la contra portada. Cuando se comete en magnicidio del candidato Colosio se culpa a quien responde al nombre de Mario Aburto, y curiosamente en Veracruz puerto trabajaba una persona en talleres de un diario local ubicado por la zona del Malecón de apellido Aburto, y pasados algunos años pudimos ver por el lugar a quien era igualito a Aburto preso por el crimen de Colosio, al segunda ocasión que le vimos nos acercamos a él y, como respuesta a nuestra observación él mismo fue quien nos dijo que, en efecto era quien yo pensaba, él tenía que presentarse ante las cámaras cuando se le requería, pero que él no había sido el asesino del candidato, después de esa charla jamás le volvimos a ver por el rumbo y nada supimos del hermano trabajando en los talleres de ese diario. Como podemos observar el crimen de Luis Donaldo Colosio Murrieta estuvo plagado de mil incógnitas que, hasta hoy jamás han sido develadas, y no creemos se develen. USTED ES LIBRE PENSADOR y tiene el derecho de creer éstas líneas o dudarlas, es su libre albedrio el que estará dándole toda la respuesta que quiera, y por el momento es cuánto tenemos en el tintero dejándoles como siempre los modernos medios para servirles: http://crucero-politico.blogspot.com.mx loyocrucero@hotmail.com loyocruceropolitico@yahoo.com.mx Twitter @LoyoOchoa Facebook (loyocrucero@hotmail.com) y su portal de internet el cual está a sus órdenes en donde puede exponer sus comentarios: www.cruceropolitico.com.mx y le agradecemos el favor de su atención.

Publicar un comentario

 
Diario Controversia © • Desarrollo web por HoobWeb