ÚLTIMA HORA

martes, 7 de febrero de 2017

Políticas migratorias de México dan mucho que desear, es una situación de claroscuros

Irineo Pérez Melo/

Xalapa, Ver.- Las políticas en materia migratoria implantadas por el gobierno mexicano dan mucho que desear, es una situación de claroscuros, porque por un lado de alguna manera se trata de proteger a los migrantes y por otro los jefes de la diplomacia son gente inepta, que desconocen los protocolos a seguir.

Esto lo señaló Hipólito Rodríguez, investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS-Golfo), quien dijo que el gobierno mexicano desde hace años de alguna manera trata de proteger a los migrantes y a través de los consulados se les brinda asesoría legal a fin de contribuir que su situación esté amparada jurídicamente.

“Pero una cosa es lo que hagan los cónsules, una cosa es lo que hace el servicio civil de carrera que está dentro del campo diplomático y otra cosa es lo que hacen los jefes de la diplomacia, ustedes se acaban de dar cuenta, este Videgaray que sabe de diplomacia, nada, esta señora (Claudia Ruiz) Massieu (Salinas) que sabe de diplomacia, nada”, argumentó. 

En entrevista para este medio de comunicación, el académico recalcó que “eso es lo que justamente cuestionamos los ciudadanos que coloquen en los altos cargos de responsabilidad a gente inepta”. 

En su opinión, dijo que se debe tomar en cuenta a los trabajadores de base, a los trabajadores del servicio civil de carrera, es decir, gente que lleva años estudiando los problemas de la migración, los problemas de la atención a los indocumentados. “Esa es la gente en la que hay que confiar, no en la que está arriba y que no tiene ni idea en lo que habla”, añadió.

¿Eso quiere decir que el gobierno federal está fallando en este rubro? Se le cuestionó.
Por eso te digo que es dual, por eso hay que tomar en cuenta en los que están en la base, a los trabajadores que están defendiendo a nuestros trabajadores, los funcionarios que están arriba, esos son una cosa que va y viene, respondió.

Y se preguntó: cuánto tiempo le das a (Luis) Videgaray y respondiéndose: pues poco, más o menos un año y se va. (Claudia Ruiz) Massieu cuánto duró, un par de años y se va, o sea es gente que va y viene, o sea, “es la clase política nefasta que siempre estamos cuestionando”.

Lo que nos interesa, dijo, es el servicio civil de carrera, los diplomáticos de carrera, ellos sí, igual la gente que está en el diseño de políticas migratorias que estudian, que conocen los problemas, que hace la talacha diaria.

 Veracruz última región del país que se involucró en el flujo migratorio

Sobre el flujo migratorio de los veracruzanos hacia los Estados Unidos, el investigador de CIESAS-Golfo, destacó que Veracruz es la última región de nuestro país que se involucró en el flujo migratorio.

Por esa razón fue muy vulnerable en su proceso migratorio, “porque no tenía redes y los pobres veracruzanos que trataban de entrar a los Estados Unidos les iba muy mal, no tenían redes para cruzar la frontera, añadió.

Mencionó que la principal región que expulsó y colocó a mexicanos en la Unión Americana es el occidente: Michoacán, Jalisco, Zacatecas, Oaxaca, es la zona de Occidente del país.

“Veracruz como buena parte del sureste, como Tabasco, Campeche, Chiapas y Yucatán, se involucró tardíamente al flujo migratorio (…) aunque sí hay un contingente importante de trabajadores veracruzanos al otro lado”, puntualizó.

No obstante, insistió que ese flujo (migratorio) disminuyó notablemente después del 2008, con la crisis que hubo en Estados Unidos, no había empleo y en consecuencia era que había poco recurso para financiar el cruce, al grado tal que muchos tenían que endeudarse para hacer esa travesía.

Sin embargo, reiteró que a partir del 2008 y 2009 el flujo disminuyó notablemente, por las medidas que tomó Obama, quien fue uno de los principales agentes de una política migratoria muy agresiva.

Finalmente, dijo que lo que está haciendo Trump en realidad es construir un discurso seductor para cierta población norteamericana trabajadora, pero no tiene bases reales, no tiene porqué ser tan agresivo con los mexicanos, más bien obedece a causas psicológicas, se ve que el señor tiene un enojo personal contra los mexicanos, pero no tiene bases reales, en ese sentido, es un quijote fascista, concluyó.

Publicar un comentario

 
Diario Controversia © • Desarrollo web por HoobWeb