ÚLTIMA HORA

jueves, 26 de enero de 2017

Línea Política

26 de enero del 2017

…Agustín Contreras Stein.


FIDEL, OPERANDO


TAL Y COMO están las cosas, parece que Fidel Herrera Beltrán, llegó a Veracruz, para cumplir, al pie de la letra, con el encargo de la más alta representación del poder en México, así como de la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional, para resolver el problema interno que se venía suscitando en esta organización política, en relación al nombramiento del nuevo dirigente estatal de este partido.


No cabe la menor duda, de que en cuanto pisó tierras veracruzanas, el Ex cónsul de México, en Barcelona, se puso a trabajar para poner el orden en el asunto de la dirigencia estatal.


De los nombres que surgieron al inicio de esta búsqueda de un nuevo responsable de la conducción política del PRI, se vinieron quedando solamente dos personajes, casi de la misma edad, pertenecientes a las nuevas generaciones de políticos veracruzanos, que cumplen con el perfil adecuado.


Esos personajes son Renato Alarcón Guevara, y Marlon Ramírez, con una experiencia suficiente para lograr los objetivos que se quieren ahora para dirigir los destinos del tricolor.


En el caso de Renato Alarcón Guevara, se dijo con toda antelación que su interés no era llegar a dirigir al PRI estatal, sino competir por la alcaldía de Xalapa, asunto que parece irse concretando poco a poco, pues independientemente de los obstáculos políticos y de toda clase que se han venido presentando, la verdad de las cosas, es quien ahora ha logrado la ventaja suficiente para jugársela, dentro del PRI, para lograr la candidatura y luego la alcaldía capitalina.


De Marlon Ramírez, se sabe también que su aspiración ha sido siempre llegar a la alcaldía de Veracruz, por lo que en estos días ha estado trabajando para este objetivo, más cuando las circunstancias parecen acompañarle a su favor. No hay la menor duda, de que Marlon, sería un buen candidato y posiblemente, un buen alcalde de la ciudad porteña.


Sin embargo, los tiempos han venido cambiando sustancialmente al grado de que ahora, Marlon Ramírez, Ex subsecretario de Gobierno, se esta enfilando hacia la dirigencia estatal de su partido, el PRI, en este ejercicio político que se ha iniciado poco después de la renuncia de Felipe Amadeo Flores Espinoza, uno de los políticos destacados de la entidad, pero que ya se encontraba rebasado totalmente por las nuevas condiciones que ahora se exigen para quien se haga cargo del partido.


Por eso, Marlon Ramírez, se coloca, aparentemente, en este sitio, dejando, de la misma manera que Renato Alarcón Guevara, se quede a la espera de la candidatura para aspirar a la alcaldía jalapeña.


Dentro del PRI, sin duda alguna, Alarcón Guevara, representa la opción más viable para conseguir el triunfo electoral. Así lo ven los diversos sectores que integran al partido, y así lo ven la mayoría de ciudadanos de este municipio, que aseguran podría ser la continuación de un excelente trabajo que ha desarrollado Américo Zúñiga Martínez.


Por ahora, la búsqueda de un dirigente estatal del PRI, parece que esta por terminar, cuando en este fin de esta semana, se tengan noticias más concretas sobre el personaje que finalmente se quede al frente del Comité Directivo Estatal, pues es necesario, para los priistas, restablecer la pasión política que siempre ha animado a sus militantes, antes, desde luego, que comience una mayor desbandada de presuntos aspirantes a las alcaldías, pues al no ver que haya orden dentro del PRI, están prefiriendo buscar otros partidos que los avalen.


Mientras tanto, esta sería la tarea más delicada que haya recibido Fidel Herrera Beltrán, pues si se vino, es porque lo trajeron y si lo trajeron es para que ayude a los priistas a resolver el problema que se venía generando internamente con el conflicto entre los grupos y corrientes políticas al interior de este partido, que no habían dejado que las cosas llegaran a un acuerdo de todos, por lo que estaban contribuyendo mas que nada a desquebrajar mas a esta organización política.


----------------------------


LOS DESACUERDOS entre perredistas y panistas, que ya se están haciendo evidentes, aún cuando por una coalición llegaron al triunfo electoral para gobernar Veracruz, pone, de alguna manera, en serio peligro al llamado proyecto azul.


Resulta que ya no jalan tan parejo como se quisiera y esto apenas cuando el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, lleva cincuenta y seis días.


Y es que, de alguna manera, también repercute lo que esta pasando en otras entidades del país, como es el caso del Estado de México y Coahuila, donde los perredistas y panistas, se han dividido al grado de que cada uno de ellos van por la gubernatura, pero solos, es decir, sin el acompañamiento de la coalición, que considerando que en Veracruz, dio resultado, no lo toman tanto en cuenta.


Los desacuerdos, necesariamente, traerán varias consecuencias, por lo que desde ahora, el proyecto político que anima a la nueva generación de políticos en Veracruz, se pone en riesgo.


Mientras tanto, los veracruzanos en general, están a la espera de mejores resultados de una administración que es, hasta ahora, la esperanza para resolver cuestiones políticas de gran importancia, como es el caso de la aprehensión del Ex gobernador del Estado, Javier Duarte de Ochoa, que fue una de las promesas y compromisos más fuertes que se hicieron en campaña y que fue, de alguna manera, parte del triunfo electoral de Miguel Ángel Yunes Linares.


Y es que la política, como la mayoría de las cosas, cambia constantemente y por ahora eso es lo que pasa, pues todavía no hay aterrizaje en materia administrativa y política y no hay indicios de que se pueda cumplir con la promesa.


El mismo gobierno federal, ha estado retrasando la aprehensión de Javier Duarte de Ochoa, no precisamente, porque no sepa donde se encuentra, sino porque esto favorecería el compromiso gubernamental de Yunes Linares.


Hay, aunque no se quiera aceptar, disputa sobre quien de las dos esferas de gobierno, aprehende al Ex gobernador.


Por eso, la PGR, camina despacito en este asunto y prefiere retardarlo para que se lleve a cabo, precisamente, pasadas las elecciones municipales o tal vez, hasta después del proceso electoral del dos mil dieciocho.


-------------------------------


AL FINAL DE CUENTAS, los más interesados en conservar el poder en Veracruz, son los panistas, así como los priistas que buscarían rescatar el gobierno del Estado.


Esto quiere decir, que no dejaran espacios para que MORENA, por ejemplo, llegue a ganar las elecciones.


Podrán ser enemigos políticos, tanto el PRI, como el PAN, pero ambos, en determinado momento, lucharían para evitar que López Obrador, se llevara esta importante tajada política que es Veracruz.


Además, hay que entender que los conflictos políticos de ambos partidos, se limitan, solamente, a la disputa del poder, donde ya no entran, aunque así parezca, el odio particular de dos personajes de la vida política de esta entidad, que, indudablemente, están ajenos a lo que representan tanto el PRI, como el PAN.


MORENA, seguramente, se quedará nuevamente, en el tercer lugar que alcanzó en el proceso electoral paso, pero no llegará a gobernar Veracruz. El PRI, y el PAN, no lo dejarían.


---------------------------------


Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.


NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

Publicar un comentario

 
Diario Controversia © • Desarrollo web por HoobWeb