ÚLTIMA HORA

viernes, 20 de enero de 2017

Línea Política

20 de enero del 2016…Agustín Contreras Stein.

LOS BRONCUDOS

QUIZA, UNA DE las razones que se tienen respecto a la actuación de algunos gobernantes, que se muestran intolerantes apenas sienten el poder, sea que son incapaces para gobernar, que tienen real miedo a cumplir con los compromisos contraídos o bien que sea una forma de camuflaje ante su verdadero temor de ser señalados constantemente por ignorar lo que tienen que hacer.

Esto es, en gran parte, lo que puede estar sucediendo con el, desde ahora, Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Donald Trump.

La serie de incongruencias en su decir con su actuar, denota desconocimiento para gobernar, pues no es lo mismo ser Presidente de una firma empresarial, a ser el mandatario de un país, considerado la primera potencia del mundo en muchos aspectos, que van, desde lo militar hasta lo comercial, pasando, sin duda alguna, por otros aspectos importantes del poder en aquél país.

Pues bien, Donald Trump, como otros políticos mexicanos, ser broncudo, significa aparentar fuerza, decisión, poder, pero que en realidad, estas cualidades, no son otra cosa que la posibilidad de que no sepan que hacer a la hora de gobernar un país, un Estado, y hasta un municipio, como casos hay que se tienen registrados en esta misma entidad veracruzana, que habitamos.

Pero bien, centrándonos en los Estados Unidos, a través de estos recientes meses, se ha venido acusando a todo el mundo de todo lo malo que le pasa a dicho país, incluyendo a México, a quien los estadounidenses, amigos de Trump, han manifestado su repudio porque el problema de la droga, que por cierto, ellos consumen cotidianamente, así como la llegada a cada minuto de miles de indocumentados, se lo achacan a nuestro país, por lo que México, resulta, finalmente ser el único culpable y es por eso que se ordenará un muro que tiene que pagar nuestro país, como sí fuera precisamente el gobierno de México, el que ordenara tal construcción.

La actitud del ahora Presidente de los Estados Unidos, no ha sido aceptada en todos lados, incluyendo, a gran parte de la población de aquél país, porque se trata de una política sumamente incorrecta.

Nadie puede sobajar a nadie, si todos los países se rigen por leyes internacionales, las cuales deben ser respetadas permanentemente.

Bajo este panorama, el ahora Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha enviado con antelación una serie de amenazas en contra de México, y de otros países del mundo, violando, sin duda alguna, los principios rectores del Derecho Internacional. Donald Trump, como muchos personajes de la vida pública, en el mundo, incluyendo México y Veracruz, piensan que el poder es para siempre,
cuando en realidad, se trata de un mandato constitucional, emitido por el pueblo, en una supuesta democracia, pero que al terminar un determinado periodo gubernamental, los hombres del poder, vuelven a quedar como cualquier persona, salvo aquellos, que se enriquecieron y entonces, se quedan igual, pero con dinero.

Donald Trump, apenas comienza su gobierno y su administración federal en los Estados Unidos, y si popularidad ya se encuentra por los suelos, con el pronóstico de que pueda bajar más del treinta por ciento que tiene por ahora, en virtud de que no todo el pueblo norteamericano esta de acuerdo con la política violenta y camorruda que pregona, al grado de que se están intensificando las manifestaciones de desacuerdo político y administrativo.

Sin embargo, se espera que conforme pase el tiempo, sus asesores, lo convenzan de que decline su actitud para mostrarse como un buen estadista, que mucho le hace falta a los Estados Unidos, pues no toda la vida se puede pasar peleando con todo mundo y creando enemistades políticas que pueden llegar, indudablemente, a la utilización de las fuerzas militares.

Son tiempos civilizados, donde los gobernantes deben entender que la más grande satisfacción que pueden llevarse al terminar sus funciones, es sentir el reconocimiento ciudadano por haber hecho las cosas transparentemente y sobre todo, con respeto para quienes gobernaron y para quienes tuvieron que estar en contacto permanente, tanto a nivel local, nacional, como internacional, donde las relaciones políticas, son más delicadas.

--------------------------

NO PARAN EN VERACRUZ, los dimes y diretes.

Y esto tiene sustento cuando se sabe que conforme van avanzando las investigaciones sobre la pasada administración estatal, se encuentran más indicios del cochinero que se genero durante seis años, aunque algunos lo hacen extensivo desde hace doce meses, cuando Duarte no era Gobernador, pero que ya participaba de ciertos enjuagues administrativos.

Pues bien, nombres van y nombres vienen. Investigaciones que se hacen y que dan por resultado una serie de delitos cometidos en contra de todos los veracruzanos, ordenes de aprehensión de dictan y se guardan en el cajón, porque hasta ahora, no hay ningún detenido o castigado por sus malas acciones, sino al contrario, todo parece ser que hasta los premian.

Ya es tiempo de que los dimes y diretes, terminen de una buena vez, y que se concreten, eso sí, las acciones gubernamentales, para apresar a quienes hayan delinquido en el abuso del poder que tuvieron.

Hasta que los veracruzanos, no vean a uno de los malhechores en la cárcel, no estará, de ninguna manera, convencido de que su voto por el cambio en el
gobierno, este dando resultados idóneos, tal y como siempre lo han querido y hasta soñado.

Ya no tiene caso, de verdad, que no tiene caso, que se siga manteniendo a los veracruzanos, con versiones de lo que ya conoce hasta la saciedad. Quiere que se haga justicia y si esto no es posible, pues bien, es tiempo de explicarlo y dejar las cosas como están hasta que alguien, que de verdad tenga suficiente voluntad para hacerlo, venga a demostrar con hechos todo lo que diga, pues de dimes y diretes, parece ser que este pueblo ya esta cansado.

----------------------------

ES CIERTO QUE los padres de familia, son responsables de sus hijos. Tanto que, como se ha dicho constantemente que es dentro del hogar donde se mama la verdadera educación, la que no necesita, en todos los tiempos, de reformas estructurales ni mucho menos.

Al llegar a la escuela, necesariamente, son los maestros que se encargan de insistir en dicha educación, la cual va acompañada de la enseñanza, que es otro de los quehaceres que tienen los mentores, pero si alguien llega a la escuela con un arma, es porque en su casa, así lo permitieron, pues cada hombre que se forma en el hogar, lleva consigo las enseñanzas de la propia familia, de manera principal, de los padres de dicha familia.

Y aunque muchas veces, el parecido físico de los hijos con sus padres, no sea tan evidente, lo que sí es real que todo hijo lleva en la sangre la plena identificación con quien lo ha procreado, de tal manera, que si un niño o un joven, lleva implícita una buena educación, una buena formación, entonces será un bien alumno en la escuela, un buen ciudadano dentro de la sociedad y un buen mexicano, dentro de su patria.

Lo que, en todo caso, queremos significar, es la importancia de la formación familiar que debe tomarse en cuenta al pie de la letra, para tener en el futuro a buenos hijos, a buenos esposos, a buenos padres cuando lo sean también y a ser, ante todo, buenos mexicanos. En el seno de la familia, esta el poder y no el perder.

-----------------------------

Y EL LUNES, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

Publicar un comentario

 
Diario Controversia © • Desarrollo web por HoobWeb