ÚLTIMA HORA

miércoles, 18 de enero de 2017

Línea Política

18 de enero del 2017…
Agustín Contreras Stein.


NO TENDRA PERDON DE DIOS


DE LLEGAR a comprobarse fehacientemente, el Ex gobernador del Estado, Javier Duarte de Ochoa, tendría que responder por delitos, quizá más graves que el aprovechamiento de recursos del Estado, para sus intereses particulares, como el que se acaba de dar a conocer por el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, en el sentido de que durante la administración pasada, en el sector salud, se aplicaron inyecciones de agua destilada a niños que padecían cáncer, en lugar de los tratamientos adecuados para detener la terrible enfermedad.


Fue un atentado, sin lugar a dudas, en contra de la humanidad y por eso se considera de lesa humanidad, por lo que se podría juzgar al Ex mandatario estatal, ya no solo por los delitos señalados a lo largo de estos meses, sino por este último en donde, definitivamente, no tiene perdón, ni de Dios, ni de los hombres.


Lo que había venido siendo un rumor, ahora se confirma como un hecho, que debe, desde luego, ser probado, aunque el solo señalamiento, como noticia ya ha dado la vuelta a México, y al mundo, porque estos delitos cobran, de inmediato, cobertura internacional.


Lo que buscaron y concretaron quienes fueron los autores directos de esta especie de exterminio, se cumplió al pie de la letra. Muchos pueden ser, en estos momentos, los que tengan mucho que decir al respecto, como el caso de un personaje ampliamente conocido con el nombre de Ricardo Sandoval, quien manejó a su antojo la Secretaría de Salud, y quien, sin mayores riesgos se robó una millonada de recursos propios de la dependencia, pero más todavía, haciendo uso de los medicamentos y en contubernio con la empresa o laboratorio que se encargaba de surtir las medicinas que eran tratamientos para los pequeños que se encontraban en el CECAN, Centro de Cancerología.


Hasta estos lugares, llegó la corrupción del pasado gobierno, al grado de cambiar los verdaderos medicamentos por agua simple que era aplicada a los niños enfermos.


Ante estas evidencias, cómo es posible, que a estas alturas, pues ya se cumplieron tres meses de la desaparición del Ex gobernador, no se tengan noticias de su paradero, más cuando existen personajes que todavía se encuentran en funciones que tienen o pueden tener datos exactos del escondite de Javier Duarte de Ochoa.


Cómo es posible, que en estos momentos en que se cuentan con todos los avances tecnológicos, aún no se pueda detectar a este personaje para que sea detenido y hable en relación a tantos hechos negativos de su gobierno, así como de quienes fueron sus colaboradores que participaron en este despreciable despojo del patrimonio de los veracruzanos, pero al mismo tiempo, de los delitos
más graves que nadie le podrá perdonar, como es el caso de los niños enfermos que en lugar de ayudarlos a subsistir, generaron, propiamente, una especie de exterminio, para evitar seguir pagando por ellos o bien para atraerse mayores cantidades de dinero mal habido.


Ahora, se puede dimensionar, casi con exactitud, hasta donde llegó la ambición de todos los personajes que actuaron durante el pasado gobierno, de los cuales, se salvan muy pocos.

Tiempo fue de hombres enfermos.


Pero, como tales, ya debieron los gobiernos federal y estatal, ponerlos en resguardo para que no sigan perjudicando a los demás.


Sin embargo, la impunidad, sigue reinando en todos los rincones de este México, y de este Estado de Veracruz, donde se ve que no hay manera de cumplir con el compromiso contraído con todos los veracruzanos, para detener y poner tras las rejas al Ex gobernador del Estado.


Y que conste, que no es invento de esta columna, sino el dicho manejado constantemente en campaña política para al llegar a la gubernatura del Estado, que en cuanto se llegara a gobernar, se estaría cumpliendo con la promesa de hacer justicia a los veracruzanos.


Duarte, sigue suelto. No hay manera de castigarlo, mientras no se tenga disponible frente a un Juez. De eso, debieran encargase ya, tanto el Presidente, como el Gobernador.


----------------------------


ERA DE POR SI EXTRAÑO que Serafín Hernández Sagahón, permaneciera en el congreso local, después de haber manejado los recursos durante la pasada legislatura del Estado.


Se dice, y quizá con razón, que su estancia, después de concluida la pasada gestión legislativa, se debió a la necesidad de tenerlo disponible para las aclaraciones pertinentes, pues hacía falta una revisión exhaustiva de su actuación con el manejo de recursos.


Fue, como quien dice, para tapar, por algún tiempo, las espaldas y los malos manejos de recursos públicos del congreso.


Y es que, efectivamente, Hernández Sagahón, no fue, como se quisiera aparentar, una blanca palomita.


Ahora que ya se han analizado las cuentas, ya lo sueltan de una buena vez, para que se vaya a donde mejor le acomode, pero es posible que sea bajo ciertas condiciones, es decir, de que se encuentre localizable para cualquier aclaración.


De por medio, no hay grillas en con contra, como declarara recientemente, sencillamente hubo, como en muchas partes de la administración estatal, cierta precaución con quienes tuvieron en sus manos los recursos públicos que también son de los veracruzanos.


--------------------------


ES POSIBLE QUE NO quiera o que, sencillamente, mantenga el compromiso contraído con los xalapeños, pero la verdad de las cosas, es que Américo Zúñiga Martínez, es de lo mejor que tiene el Partido Revolucionario Institucional, sobre todo, para rescatarlo y ponerlo en condiciones de ser competitivo.


Desde hace algunos días, poco después de la renuncia del Ex dirigente estatal del PRI, Amadeo Flores Espinoza, Américo, comenzó a ser mencionado para la Presidencia del PRI estatal.


La militancia, lo ve con buenos ojos y en la federación también, luego de que se ha destacado por su liderazgo municipal, representando a todos los municipios del país en Federación Nacional de Municipios de México.


Sin embargo, hay quienes afirman que sería difícil que Zúñiga Martínez, dejara al ayuntamiento en la recta final, pues le falta todo este año para concluir con su periodo de gobierno.


Zúñiga Martínez, es de los pocos jóvenes que se han destacado en el ambiente político de Veracruz, y es, en estos momentos, de las cartas más barajadas en el Comité Ejecutivo Nacional del tricolor.

Podría aceptar, dicen conocedores del tema, si en estos momentos la dirigencia estatal del PRI, no fuera algo así como una aventura política.


-----------------------------


Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.


NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

Publicar un comentario

 
Diario Controversia © • Desarrollo web por HoobWeb