ÚLTIMA HORA

jueves, 27 de octubre de 2016

Línea Política

                                     Y, ¿AHORA, QUIENES SIGUEN?

Agustín Contreras Stein.

DESPUES de toda la alharaca sobre la expulsión de Javier Duarte de Ochoa, del Partido Revolucionario Institucional, que en nada ayuda a los veracruzanos que fueron lastimados por el gobernante y menos para las condiciones económicas en que dejó las arcas de la administración estatal, hay quienes deben tener ese pendiente de que sean llamados, también, a responder por las fechorías que han generado y que ahora se encubren con el fuero constitucional.

Efectivamente, los rumores no se han hecho esperar y gran parte de la opinión pública de Veracruz, afirma que hay una larga lista de personajes entre los que se encuentran la mayoría de diputados federales veracruzanos, principalmente, aquellos que firmaron aquél famoso desplegado apoyando a quien les permitió que en su tiempo se hicieran, de la misma manera, inmensamente ricos defraudando a los veracruzanos en general y causando, como se sabe, un fuerte daño patrimonial.

La mayoría de estos legisladores federales, aprovecharon precisamente, parte de la inmensa fortuna adquirida ilegalmente en Veracruz, para realizar sendas campañas políticas entre la gente de escasos recursos económicos, a quienes lograron engañar para arrebatarles su voto con el cual tendrían la oportunidad de irse al Congreso federal, sin que, por el momento les molesten, pues como se sabe, lo que más ansiaban era cubrirse con el manto del fuero y no ser detenidos por las fechorías que realizaron en materia de recursos económicos, manejados a diestra y siniestra y en forma particular para saciar sus propios intereses.

Con la compra del voto popular llegaron a obtener grandes cantidades de votos que sirvieron para apuntalar su triunfo electoral, lo que les ha permitido salirse del ámbito estatal, donde ya estaban siendo señalados por el pueblo y más que nada por las investigaciones realizadas en torno al quehacer público que venían desempeñando.

Envalentonados con sus posiciones políticas, se enfrentaron a la justicia, al clamor popular, a las decisiones de la propia administración federal y retaron a todo mundo para defender a su jefe político, publicando desplegados para respaldar a quien, todo mundo lo sabía, ya era el punto de referencia de todos los males que se venían gestando en la administración estatal.

Tarde, muy tarde, el propio Partido Revolucionario Institucional, reaccionó y decidió estar del lado de los veracruzanos, promoviendo la expulsión de las filas tricolores de uno de los militantes que ahora ya aparece en la historia priista nacional, como una persona no grata y que debido a las acusaciones que se le han hecho por parte de las autoridades competentes, se mostraron preocupados y decididos a votarlo, prácticamente, de un partido donde ni los mismos integrantes de la Comisión de Justicia Partidaria, podrían tirar la primera piedra.
Pero, asín son las cosas, pues alguien tendría que comenzar a pagar todos los males habidos y por haber dentro de las filas del Partido Revolucionario Institucional, mientras que ante el escándalo que se ha hecho de este acontecimiento político, surgen las voces que quieren también castigo para todos aquellos que forman parte de la debacle económica de Veracruz, y de todos los veracruzanos.

Diputados Federales, del Partido tricolor, están ahora en la mira de todos los veracruzanos, muchos de los cuales votaron por ellos para que se fueran a representarlos en el ámbito federal, pero que nunca se dieron cuenta de que las verdaderas intenciones de estos personajes, no políticos, era traicionar al propio pueblo llevándose parte de los recursos que formaban parte del patrimonio estatal.

Es tiempo, pues, de revisar la actuación de cada uno de los Diputados federales, que ahora gozan de la protección constitucional, por lo menos hasta dentro de tres años, cuando tengan que salir y ampararse de inmediato por aquello de las dudas que tendrán cuando salgan a la calle.

Esta es la situación que impera en todo el Estado, donde nadie quiere saber de los Diputados Federales, hasta en tanto demuestren que nada tienen que ver con las fechorías que se ha cometido en el gobierno de Veracruz, limpiando su nombre, si es que lo pueden hacer ante los señalamientos que ya se hacen por todos lados.

Por ahora, la imputación proviene de aquel famoso desplegado, del cual, seguramente nadie de ellos quisiera reconocer.

                                               -----------------------------

POR MALA LECHE, Flavino Ríos Alvarado, Gobernador del Estado de Veracruz, ha sido tocado con malas intenciones, tratando de involucrarlo en acciones que nada tienen que ver con los sucesos que se han presentado en Veracruz, pues no aparece, para nada, en ninguna estrategia duartista para extraer recursos económicos mal habidos.

Sin fundamento alguno, Armando Barajas, un personaje desconocido y del cual solamente se tiene conocimiento que es Consejero político del PRI, se ha aventado a calificar al Gobernador Ríos Alvarado, como parte de este mismo problema, pidiendo, por lo tanto, también la expulsión del partido tricolor.

Sin embargo, en tiempo y forma, la misma dirigencia nacional, ha declarado que no existe ningún procedimiento en contra del hoy Gobernador del Estado, y que, al contrario, desde la dirigencia nacional, se apoya la gestión administrativa y política de quien hoy dirige los destinos de Veracruz.

Ríos Alvarado, hace todo lo posible para mantener el control de la entidad veracruzana, dedicando gran parte de su tiempo a resolver los problemas que padece y sobre todo, a rescatar  la gobernabilidad que hace falta para seguir adelante en los proyectos gubernamentales que se tienen para lograr que los veracruzanos, tengan la plena garantía de que viven en un Estado seguro y con la plena convicción de que el único interés que debe prevalecer es a favor de Veracruz, y de todos sus habitantes.

Por eso el PRI, ha rechazado que el gobernante veracruzano, tenga que ver en las acciones fraudulentas del gobierno pasado, y que esta dispuesto a respaldar todas las acciones que tengan como destino el salvamento de un Estado, como Veracruz, que ha sido y seguirá siendo importante integrante de la gran federación que constituye esta nación.

                                                --------------------------

EL GOBERNADOR ELECTO de Veracruz, esta dispuesto a trabajar con plena coordinación con la federación. Así lo hizo saber hace poco tiempo Miguel Ángel Yunes Linares, quien tomará las riendas de la administración estatal, el próximo primera de diciembre, para ejercer el poder constitucional por un periodo de dos años, solamente.

Aunque con todas sus buenas intenciones, se ha dicho, el Gobernador electo, tendrá poco tiempo para concretar sus proyectos y programas que en este momento ya deben estarse definiendo y afinando, pues recibirá un Estado, en plena reconstrucción, después del tsunami que se presentó en casi todo el sexenio de Javier Duarte de Ochoa.

Por lo pronto, si la federación se ha decidido a rescatar la entidad veracruzana, accediendo a la solicitud del Gobernador Flavino Ríos Alvarado, para hacer llegar a las arcas del Estado, una cantidad que se ha fijado en once mil millones de pesos, la mitad, por lo menos, será para que el Gobierno yunista, comience a trabajar a partir del primero de diciembre, pues hasta donde se sabe, ya están garantizados los pagos a los trabajadores, que son compromisos institucionales, por los cuales ya no tendrá que preocuparse el nuevo gobierno.

                                              -----------------------------

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.


NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx 

Publicar un comentario

 
Diario Controversia © • Desarrollo web por HoobWeb