ÚLTIMA HORA

miércoles, 26 de octubre de 2016

Línea Política

                             PRI, PAN Y PRD, ¿JUNTOS?


Agustín Contreras Stein.

EN POLITICA, ya nada parece caer como sorpresa. Las condiciones en que se mueven los diversos partidos políticos, parecen ser las mismas, tanto hacia su interior como al exterior.

Veamos:

El Partido Revolucionario Institucional, anda desesperado por conseguir mayor presencia y estar preparado para las elecciones presidenciales del dos mil dieciocho. Una de las razones que están evidenciando este nerviosismo político, es nada menos que la suspensión de derechos políticos del Gobernador con licencia, Javier Duarte de Ochoa, creyendo que con este acto, obtendrá más votos para las próximas elecciones.

La verdad, no es así.

A los veracruzanos, no les interesa que Javier Duarte de Ochoa, pertenezca o no al partido tricolor. Lo que quieren es justicia a secas, sin acompañamiento de la gracia.

El PRI, lamentablemente, ha venido cayendo estrepitosamente por los malos cálculos políticos, las candidaturas de los mismos personajes, la ambición que han demostrado por llevarse todo, como ha sucedido en los recientes dos sexenios gubernamentales de Veracruz, por lo menos.

La expulsión de Javier Duarte del PRI, no servirá de mucho. Hay otras cuestiones de fondo que deben ser analizadas. Mirar para atrás y ver la cola que ya es larga y que no avanza.

Pero, dejemos al PRI y concentrémonos en el PAN. Este partido político que se ha medio levantado en Veracruz, gracias a la coalición con el Partido de la Revolución Democrática, esta sufriendo en carne propia lo que es ser despreciado por avalar a personajes de la vida pública que han puesto en riesgo la credibilidad en sus acciones. También esta siendo duramente criticado por los resultados que dejó su Gobernador en Sonora, Guillermo Padrés, a quien, de la misma manera, tratan de expulsarlo para quedar, prácticamente a mano, con el Partido Revolucionario Institucional.

En Veracruz, tuvieron que echar mano de la poca presencia del PRD, para lanzar a un candidato que primero fue priista y que por lo tanto conoce a la perfección las estrategias políticas de su eterno adversario.

Del PRD, no se  pude hablar mucho. Sus problemas internos lo han dejado, prácticamente descobijado y por esa razón ha buscado aliarse con el PAN, tal y como lo ha conseguido a fin de procurarse presencia, pero la verdad de las cosas es que se trata de una organización política que ha visto fracturarse, poco a poco, su unidad interna.

Todo esto que ya hemos comentado esta siendo aprovechado por un partido político que a base de insistencia ha logrado acomodarse en el tercer lugar de la preferencia electoral de Veracruz. Nos referimos a Morena, que desde las pasadas elecciones se ha convertido en la piedrita en el zapato, no tan solo para los priistas, sino para los mismos panistas y perredistas.

Morena avanza a nivel estatal, pero también es un hecho que a nivel nacional, ya es una amenaza electoral que obligará a los partidos más representativos del panorama político electoral del país, a unirse para vencer a quien, de plano, nadie quiere que llegue a la Presidencia de la República.

Los diversos sectores sociales de México, no están de acuerdo en que Andrés Manuel López Obrador, arribe a la cúspide presidencial, pues tienen miedo de que su llegada mueva las estructuras del poder nacional.

Esto da por hecho, que por primera ocasión, aunque las familias políticas de los tres partidos, no estén de acuerdo, las estructuras de cada una de estas organizaciones, opten por aliarse en contra de un solo enemigo.

Esto, como ya hemos apuntado, no parece, para nada, descabellado y como están las cosas, no será, para nadie, una verdadera sorpresa en el futuro.

                                                 ----------------------------

AUNQUE USTED no lo crea, hay opiniones diversas de la gente, así como de analistas políticos, miembros de la clase política y representantes de los distintos sectores sociales y económicos de la entidad veracruzana, que aseguran no importarles mucho la inminente expulsión del Gobernador con licencia, de las filas del Partido Revolucionario Institucional.

Lo que quieren los veracruzanos, es justicia y no precisamente acompañada de la gracia, sino una justicia a secas que genere mayor confianza en las acciones del gobierno federal, en el compromiso que sostiene a través del sistema nacional anticorrupción que apenas se pretende aplicar en todo el país.

Los habitantes del Estado de Veracruz, quieren, además, que la aplicación de la justicia para Javier Duarte de Ochoa, cuando sea detenido y se sujete al proceso penal correspondiente, se le obligue a regresar los miles de millones de pesos que forman parte del daño patrimonial que ha dejado.

Y hablamos de miles de millones, porque en este momento, no se ha definido, por autoridad alguna, cuál es la verdadera cantidad en que se considera el robo más grande del sexenio. La expulsión de las filas priistas, no satisface en nada a los veracruzanos, pues califican este hecho, como una manera de buscar curarse en salud, para un partido que también va en declive por haber solapado desde hace años la rapacería de sus gobernantes, cuando menos en los dos recientes periodos gubernamentales.

Lo importante es ahora, que las autoridades federales cumplan con ejecutar la orden de aprehensión girada en contra del Gobernador con licencia, Javier Duarte de Ochoa, cuando sea prudente y legal, aunque nunca lo expulsen del PRI, pues ya no necesita del apoyo tricolor y menos que en el futuro quisiera buscar, a través de este partido, una posición política, pues el pueblo, aunque pocos lo crean, tiene una buena memoria como para olvidar estos acontecimientos.

De poco sirve la expulsión de Javier Duarte del PRI. Más habría de satisfacer al pueblo, que la justicia se aplicara a secas y que retornara todo el capital robado a las arcas del gobierno de Veracruz…

                                                  -------------------------

HAY LA PROBABILIDAD, de que el Gobernador con licencia, Javier Duarte de Ochoa, ya se encuentre perfectamente bien ubicado por la Procuraduría General de la República.

Esto, debido a que existe, como dicen algunos columnistas, la tecnología más avanzada para poder dar con el paradero del casi Ex gobernador del Estado.

Hay que recordar que Javier Duarte de Ochoa, conserva el fuero constitucional hasta el ultimo minuto del día treinta de noviembre, en virtud de que su puesto es de elección popular, no de designación.

Por eso es que ha operado, solamente, la licencia para separarse de su cargo, salvo que se le siga un proceso legislativo que genere el desafuero y entonces quedar como simple ciudadano.

Esta es la razón por la cual no ha sido aprehendido, aunque sí se supone que ya esta bien ubicado para no dejarlo ir. Así están las cosas.

                                                ---------------------------

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx









Publicar un comentario

 
Diario Controversia © • Desarrollo web por HoobWeb